La Historia de Mijas

Mijas, la mina abandonada.

Estamos seguros que las primeras ascensiones que se realizaron en Mijas Pueblo, y más concretamente en el promontorio rocoso situado en el mismo casco urbano donde se sitúa la Plaza de Toros e Iglesia, tienen que datar de varios siglos de antigüedad. Las ascensiones para la recolección de miel, huevos de paloma o para realizar los trabajos de cantería en la zona conocida como “la raja”, tuvieron que ser habituales en el día a día de nuestros antepasados mijeños.

Si bien si nos centramos en la faceta propiamente deportiva no es hasta finales de la década de los 70 cuando se realizan las primeras ascensiones en la zona. Los primeros coqueteos en las paredes de la zona no tenían más que servir de entrenamiento para poder acometer posteriormente empresas de mayor envergadura. Las principales ascensiones se realizaban en artificial, o con una mentalidad de “escalada tradicional”. El uso de material de autoprotección (tacos de madera, empotradores y nudos), y como máximo algún que otro clavo fijo hacía que la posibilidad de ascensión se centrara principalmente en la zona conocida antiguamente como el manzano. Nos referimos a la pared situada sobre lo que hoy son los establos de los famosos burros taxis de la localidad. Aun pueden verse algunos vestigios de este antiguo material en la pared. Protagonistas de esta época inicial de los que tenemos referencias son la cordada compuesta por Paco y Lázaro, ambos de Fuengirola, de la Sociedad Espeleo-Excursionista Mainake.

En los 80

Al inicio de los 80 la principal actividad realizada en la zona era la realización de prácticas de progresión vertical por los espeleólogos de la zona, quienes hicieron las primeras ascensiones bajo el concepto de “escalada libre”. A su vez generalización en el uso de materiales de protección más modernos, conllevaron la posibilidad de ampliar el abanico de paredes escaladas. El uso de SPIT, muchos de ellos aun en uso, posibilito la apertura de vías de escalada de porte moderno (anclajes fijos en pared y reunión de descenso, cables y cordinos inicialmente, al suelo).La primera de las vías fijas equipada en Mijas fue la Vía de Jesús en “la raja”, equipada de forma fija tras clausurar el Ayuntamiento el vertedero de escombros y basuras que constituía el sector de la raja en aquella época. Posteriormente se inicio el equipamiento de los sectores de La curva, El Césped o La Raja Chica. Dicha iniciativa corrió a cargo de montañeros/escaladores como Javier Cuevas, Miguel Trujillo, Jesús Cuenca, Carlos Pinto, “El Pesca”, etc...Bien por iniciativa propia, o bien bajo el amparo de los grupos de montaña y espeleología (Asociaciones de Montaña Colectivo Libre y Sociedad Espeleo-Excursionista Mainake).

Ya a mediados de los 80 entra en escena el Grupo de Montaña Metecaña. Compuesto principalmente por residentes nórdicos de la zona aportaron un buen cambio de mentalidad, así como la llegada del primer taladro a baterías en la zona. A partir de este momento el numero de vías escalables comienza a crecer de forma rápida y continua, mejorándose la seguridad de las mismas al utilizar expansivos y parabolt de gran diámetro, y reuniones con cadenas y mosquetón de descuelgue. A su vez se comienzan a equipar otras zonas limítrofes fuera del casco urbano como son “la piedra de los cuelgues “o los distintos sectores de “San Antón” en la barriada de Osunillas. En esta época se suma al equipamiento de itinerarios Cristian Andersen, “Marlon”, Borre, Cesar, Rafa y Quico . Sin dejar de colaborar al mismo los comentados anteriormente.

En los 90

La entrada de la década de los 90 supone que el número de itinerarios se va acercando a las cien rutas, la escuela de escalada que supone Mijas toma cierta relevancia a nivel provincial e incluso nacional, y a su vez la presencia de montañeros se hace más continua y se hacen de notar.. Esto provoca los primeros contactos y acercamientos con los organismos públicos, en un primer lugar con carácter negativo ( nos referimos a la prohibición temporal que realizo el Ayuntamiento de Mijas de practicar deportes de montaña en la zona en 1990) y posteriormente con carácter positivo, colaborando en la limpieza y mantenimiento en la zona, apoyando la difusión de los deportes de montaña en la zona (1ª Semana Divulgativa de Deportes de Montaña 1994 organizada por e la Sección de Montaña Anexo P´arriba de la SE. Mainake) y subvencionando el desarrollo de expediciones a grandes cumbres por parte de montañeros y alpinistas de la localidad.

En la actualidad

A partir de esta época y con una mentalidad de “escalada deportiva” el número de escaladores y equipadores (Torcuato Nieto, Miguel Cortes, Daniel Jiménez, Sergio Blanco, Enrique Cejas, Arranz y muchos otros ...) va en aumento. El total de vías de escalada deportiva dentro del término municipal de Mijas puede rondar las 200, siendo la zona una de las más populares en toda la franja de la Costa del Sol, y apareciendo esta en múltiples artículos especializados y guías de escalada deportiva tanto de carácter nacional como internacional.

> Miguel Cortés